Mostrando entradas con la etiqueta protocolo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta protocolo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 25 de junio de 2014

¿Trolls en las redes sociales? ¡No tengas miedo! aprende a enfrentarte a ellos

Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

Hace unos meses os contaba que una de las pesadillas del día a día de un community manager son los rumores en las redes sociales. Pero la cosa no se queda ahí... hay otros temores a los que tenemos que enfrentarnos. Hoy voy a hablar de los trolls en las redes sociales.



¿Qué es un troll?


Los trolls son esos usuarios que se dedican a sembrar discordia en Internet, iniciar discusiones y ofender constantemente a la gente. Son "seres" insensibles, sin vergüenzas y sin remordimientos que se saltan a la torera cualquier posible norma de protocolo, cortesía o responsabilidad social.

Es triste, pero lo cierto es que el fenómeno "troll" en las redes sociales va en aumento y las conductas violentas son frecuentes en las mismas.

¿Cómo enfrentarse a un troll?


Lo mejor que podemos hacer ante la sospecha de que alguien pueda ser un troll es, en primer momento, responder con un mensaje educado y suave (esto suele calmar las aguas). Sin embargo, si la persona continúa con el tono brusco, maleducado y desagradable, lo mejor es ignorarlo. Si le insultas, él gana; si le respondes, él gana; si intentas razonar, él gana...





De vez en cuando los trolls se hacen pasar por otra persona con el objetivo de sembrar el caos. En estos casos debes reportar este tipo de abusos, y además, aclarar con un mensaje público que ese que escribe no eres tú. Algo así como "Yo no escribí eso; es una falsificación". Sin más... Recuerda no enfadarte e insultar, ya que si lo haces, de nuevo, el troll habrá ganado.

Si crees que alguien es un troll una buena costumbre es alertar a otros usuarios sobre el mismo. Y es que, en definitiva, la única manera de vencer a un troll es haciendo público lo que es.

¿Cuándo denunciar?

  • Cuando el usuario solo busca la provocación por diversión. 
  • Cuando el usuario insulta y amenaza de forma reincidente. 
  • Cuando el usuario busca usurpar otra identidad con fines poco claros.

¿Y qué pasa con la libertad de expresión?


Muchas veces cuando el troll se siente ignorado, redobla sus ataques, buscando llamar la atención: se vuelve más grosero y suele hacer mención a su "anulada" libertad de expresión. ¿Qué pasa si nos dedicamos a borrar sus comentarios y mensajes?, ¿choca esto contra su libertad de expresión? Algunos dirán que sí pero yo creo firmemente que no. ¿Os acordáis de cuando hablábamos de tuits polémicos? La libertad de expresión es muy amplia pero tiene unos límites que normalmente están marcados por el propio sentido común de las personas. Aunque demostrado queda que algunas carecen del mismo... :(

En el caso de que los ataques del troll se dirijan a un blog, la forma de actuar es inequívoca. "Tú podrás insultarme pero no en mi propia casa". De esta manera, si un webmaster le dice a un troll que no es bienvenido, el troll no tiene derecho a quedarse.

Me gusta cómo lo explica Marina Montes y cito: Aunque lo mejor es no borrar nunca los mensajes de los usuarios, contestar y dar las gracias por la participación, hay ocasiones en las que sí que tenemos que hacerlo. Pero para que no te tachen de fascista, censor -palabras preferidas de los trolls- lo mejor es prever la situación y poner un aviso: "no se tolerarán mensajes con insultos personales y palabras soeces", "no se permitirán comentarios despectivos hacia otras personas", un mensaje que deje claro que si eliminamos un contenido es porque no cumple las normas cívicas del sitio.

¡¡Gracias por leerme!!








miércoles, 7 de mayo de 2014

10 normas de protocolo para que te quieran en Twitter


Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

En las redes sociales, como en la vida misma, existen unas normas, unas reglas de etiqueta y protocolos que es necesario conocer y seguir si quieres ser bien recibido en el mundo social media. Hoy me gustaría hablaros del protocolo en una de mis redes sociales favoritas: Twitter, una red muy amable y, en general, en la que se habla se manera educada (siempre hay excepciones).

10 normas básicas de protocolo en Twitter:

1. Te recomiendo evitar el "seguimiento masivo". Esto es, seguir de repente a 50 personas para que éstas te sigan a ti, sin importar quiénes son o de qué hablan, sólo con el objetivo de conseguir más followers. Esto es un grave error. Se supone que en Twitter has de seguir a aquellas personas o marcas que te interesan, ya sea porque hablan de temas que te gustan, porque te caen bien, porque son originales, etc. Pero no sólo porque esperas que te sigan de vuelta.
2. Y es que seguir para que te sigan es tontería pero hay cosas peores. El colmo de la mala educación en Twitter es comenzar a seguir a un usuario y luego, cuando él te hace follow a ti, dejar de seguirlo. Para controlar a este tipo de "personajillos" os recomiendo utilizar la aplicación Unfollowers. Ésta te informará sobre los usuarios que te han dejado de seguir y, al menos, podrás actuar en consecuencia.


3. Y tampoco os aconsejo seguir únicamente “por cortesía”. La razón es la misma que os he dado en el punto 1: has de seguir a quien te interese o te guste. Entiendo que a veces es inevitable, sobre todo en cuentas de empresa, seguir a cuentas por mero compromiso: clientes, socios, partners... Ya que si no lo haces quedas como un desagradable... Aquí os recomiendo un término medio. :)

4. No mendiguéis, por favor... Hay muchos usuarios que se pasan el día pidiendo a amigos y conocidos que compartan sus tweets. Te aconsejo no forzar los RT, ya que éstos han de llegar solos y de forma natural si haces las cosas bien. Si compartes contenido original y de calidad te aseguro que comenzarán a retuitearte. ¡Así de fácil! ;)

5. No seáis egocéntricos... jejeje. Con esto quiero decir que no debéis utilizar Twitter para compartir únicamente las entradas de vuestro blog o de vuestra web. Intentad compartir también post de otros usuarios, noticias interesantes... Os recomiendo conversar con otras personas, marcar tweets como favoritos, hacer RT, etc. En definitiva: ser sociables y lo serán con vosotros.



6. No abuséis de los hashtags, De nuevo, tenemos que hablar de un término medio. Ya sabéis que en Twitter hay que usar hashtags pero, por favor, no más de tres por tweet, ya que un exceso de etiquetas hace que el post sea confuso e incluso abrumador.

7. A nadie le importa lo que has desayunado o que te acabas de acostar (esto ha sonado muy borde...) Lo que quiero decir es que evitéis los tweets vacíos y sin valor. Si vas a decir algo intenta que sea algo mínimamente relevante, especialmente si estás escribiendo en la cuenta de la empresa. Otro apunte: no es mala idea publicar un "Buenos días" o "Buenas noches" para marcar el inicio y el fin de la jornada, siempre y cuando no sea lo único que publiquéis durante todo el día.



8. No insultéis. Twitter es, salvo raras ocasiones, una red amable en la que se comparten temas de interés. Está claro que hay libertad de expresión y que cada uno puede escribir lo que le venga en gana, pero intenta siempre respetar a los demás y sé educado. Resulta una obviedad escribir esto, la verdad, ya que este punto debería aplicarse a todas las facetas de la vida, y no sólo a Twitter.

9. Por favor, cuidad la ortografía, no pongáis faltas ni abreviaturas... ¡el uso limitado de caracteres no es excusa!. Twitter no es un SMS así que no pongáis q en vez de que o cnd en vez de cuando. ¡Ah! Y RECORDAD... ;) Al igual que ocurre en foros y demás redes, el uso de mayúsculas equivale a GRITAR.




10. ¡No seáis huevos! jeje. Quiero decir, que personalicéis cuanto antes vuestra foto de perfil y quitéis el "huevo" que sale por defecto. Está mal visto continuar con él.

¡Muchas gracias por leerme! :)