Mostrando entradas con la etiqueta promoción. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta promoción. Mostrar todas las entradas

miércoles, 5 de noviembre de 2014

De las 4P a las 4 C's del marketing

¿Os acordáis de las 4 P´s del Marketing tradicional? Ya hemos hablado de ellas en alguna ocasión. Desarrolladas por Jerome McArthy hace más de cuarenta años, son las siguientes:

  • Producto: ¿Qué vendes y qué beneficios ofreces?¿Cómo es tu producto o servicio...? 
  • Precio: ¿Cuánto cuesta? 
  • Promoción: ¿Cómo lo vas a dar a conocer? 
  • Punto de venta: Es el canal: venta directa, distribuidores, venta online, franquicia...

Pues bien, como todo en esta vida, el marketing también cambia y evoluciona, y las 4 P´s no podrían ser menos... El nuevo milenio trajo consigo la teoría de las 4 C´s que gira más en torno al cliente, su satisfacción y sus necesidades dejando un poco de lado al producto. La teoría de las 4 C´s nace a finales de los años 90.



Las 4 C’s son: Cliente, Comunicación, Coste y Conveniencia:

Producto es ahora Cliente.


Todo gira en torno al cliente. Hoy en día no basta con tener un producto para vender. Ahora hay que tener un producto o servicio que el cliente pida (prosumer - crossumer). Y es que éste cada día está más informado y es más selectivo por lo que las empresas ahora se orientan no sólo a ofrecer un buen producto, sino un buen servicio.

Precio es Coste.


No es lo mismo precio que coste. Me explico: Un programa informático puede tener un precio más barato que otro similar, pero no incluir asesoría en la puesta en marcha. O por ejemplo la revisión de un coche en un taller puede tener el mismo precio que en otro, pero dar garantía de un año en vez de tres meses. Es decir, hoy en día, ya no es sólo cuestión de ofrecer un precio bajo. Se trata, además, de que el cliente tenga un menor coste de adquisición y de uso.

Punto de venta se vuelve Conveniencia.


Hoy en día, más que nunca, el cliente valora su tiempo por encima de todo. Por ello, es importante que tu producto o servicio le convenga y que para adquirirlo no se estrese, ni malgaste su valioso tiempo... Es decir, hay que hacerle la vida fácil al cliente y facilitarle la compra. Por ejemplo: aceptar diferentes medios de pago, contar con lugares de aparcamiento, vías de acceso, entrega a domicilio, horarios más amplios, etc.

Promoción se convierte en Comunicación.


Los clientes están ahora mucho más informados y ya no se creen toso lo que oyen en la televisión. Cuestionan  los anuncios, se asesoran, piden y contrastan opiniones y recomendaciones. Por lo tanto, ahora, más que nunca, hay que comunicar: hacer campañas interactivas con los clientes y aprovechar todos los mecanismos de comunicación a nuestro alcance (Internet, redes sociales…) para establecer una comunicación directa con ellos, para informarles, con su consentimiento, de las ventajas de nuestra empresa y de nuestros productos.

En resumen, el reto actual del marketing reside en responder al poder del cliente, que es quien dicta las normas sobre lo que quiere y cómo lo quiere. La empresa por su parte, ha de centrar sus esfuerzos en comunicarse con él y adaptarse a sus necesidades.
¿Qué necesidades tiene mi cliente? ¿A qué coste de satisfacción? ¿Dónde se siente más cómodo? ¿Cómo y en qué medios lo comunico?

Si quieres más información sobre esta tema te recomiendo que leas este post de Pascual Parada que incluye una interesante infografía sobre las 4 P´s VS las 4 C´s.

jueves, 23 de enero de 2014

Reinventando el marketing...¿Qué ha cambiado en los últimos 20 años?

Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

El marketing siempre ha estado presente en nuestras vidas, aunque puede que antes, hace unos años, no se hablara tanto de ello... Pero lo cierto es que existía, siempre ha existido. Podríamos decir que hasta los años 80 el marketing estaba cubierto por los periódicos, el buzoneo y poco más... La cosa ha cambiado ¡Y mucho! Y es que hoy en día se calcula que cada persona recibe más de 2000 impactos publicitarios cada día. Nos llegan por todas partes: radio, televisión, un juego del móvil, el correo electrónico, nuestra página de Facebook, Twitter, etc. Esto provoca que  actualmente casi todas las personas ya tengamos cierta ceguera visual hacia los banners, hacia la publicidad. Por eso la gente del marketing se tiene que reinventar cada día: para seguir bombardeando pero sin que se note tanto... Osea, sin que la bomba explote. Complicado, ¿verdad? :) 



Eso sí, hay cosas que no cambian, por ejemplo, las conocidas como 4 P´s del marketing siguen siendo las mismas (con matices que luego diré): 

  • Producto: ¿Qué vendes y qué beneficios ofreces? ¿Cómo es tu producto o servicio...?
  • Precio: ¿Cuánto cuesta? 
  • Promoción: ¿Cómo lo vas a dar a conocer?
  • Punto de venta: Es el canal: venta directa, distribuidores, venta online, franquicia...

Lo que sí ha cambiado, y mucho es la forma en la que las marcas se comunican con nosotros, con su público. En el mundo actual, que vamos a llamar 2.0., se ha universalizado la comunicación y ya no son las marcas las que nos hablan, sino que nosotros hablamos sobre ellas. Por esta razón es importante la figura del Community manager, ya que está ahí para escuchar qué se dice de la marca en cuestión y actuar al respecto.

El marketing aplicado a los Social Media no es otra cosa que llevar los objetivos del marketing a Internet. Es decir, ya no consiste sólo en vender productos (que también...) sino, que también va de mejorar la imagen de una marca, de contratar nuevos empleados, de darse a conocer… Cada empresa ha de pensar ¿Para qué me sirve a mi estar en las Redes Sociales? Hay que tener una estrategia social media. Y recordad que existen unas ventajas y unas desventajas de estar en las redes sociales.

Y es que, ya lo sabéis: hoy en día todo está en Internet: los clientes, la competencia, los proveedores, los empleados, los socios… Y esto cambia un poco la definición de esas P´s de las que hablábamos antes. Mirad:



Punto de venta: Ya no importa que nuestra tienda esté en un pequeño pueblo de Asturias, porque ahora desde ahí podemos vender a cualquier lugar del mundo. Algo impensable hace unos años.

Promoción: Ahora tenemos muchas más opciones para dar a conocer nuestros productos y servicios. Tenemos Internet que es universal, que llega a todas partes y que es prácticamente gratis: página web, blog, redes sociales, etc.

Producto: Cada día hay más novedades, surgen nuevos competidores, vivimos en un mercado mucho más global en el que podemos encontrar todo lo que imaginemos... O casi todo.

Precio: Cada vez los precios son más competitivos. Los usuarios podemos comprobar fácilmente y en muy poco tiempo lo que cuesta un mismo producto en varias tiendas diferentes. El precio se convierte en el mundo 2.0. en un valor clave y en un factor diferenciador esencial.

Pero si algo está claro es que, sea en el modo tradicional o en el modo 2.0., el objetivo final del marketing es conseguir que la empresa gane dinero. Lo que cambia es que en el marketing 2.0. tenemos otros medios y otras herramientas a nuestra disposición que, en muchos casos, nos facilitan lograr este objetivo.

Cambios:

  • Antes buscábamos la información: en el periódico, en la televisión... Y ahora nos buscan a nosotros. La publicidad se personaliza y nos intenta encontrar (como ocurre, por ejemplo, en nuestro muro de Facebook)
  • Antes las acciones de marketing eran carísimas (un faldón en un periódico cuesta un dineral) Ahora podemos llevar a cabo muchas acciones a coste 0.
  • Antes la comunicación era totalmente unidireccional, es decir, la marca nos hablaba a nosotros, los espectadores, que lo único que podíamos hacer era escuchar. Ahora los receptores somos muy activos: hablamos, respondemos, opinamos y además, somos más exigentes: queremos respuestas, queremos que nos aconsejen, que nos expliquen, etc.
  •  Antes era muy difícil medir el ROI de nuestras acciones. Ahora es más fácil: tenemos estadísticas de Google Analytics, de Facebook... sabemos el número de personas que han entrado en nuestra página, de dónde han venido, cuánto tiempo se han quedado, etc.

¿Para qué sirven las redes sociales?

  • Branding: Mucho se habla de branding hoy en día, ¿verdad? El branding no es otra cosa que un anglicismo empleado en marketing para definir el proceso de hacer y de construir una marca. Se puede aplicar a productos y también a personas. Por ejemplo, nosotros por Linkedin hacemos branding de nuestra "marca" personal. Dicho esto, aclaro: a través de las redes sociales se puede mejorar la reputación de una empresa, aumentar la influencia que ésta ejerce, reforzar su identidad, etc. Y es que en las redes las empresas hablan de persona a persona y eso da mucho juego (si lo sabes hacer, claro) :)

  • CRM: A través de las redes sociales puedes conseguir nuevos prospects y leads para tu CRM. Dependiendo del tipo de negocio que sea, será mejor una red social u otra. En mi caso, uso mucho Linkedin para estos temas y funciona.
  • SEO: Ya lo comenté en mi post sobre SEO: estar en las redes va a mejorar (y mucho) el posicionamiento de nuestras páginas.

4 características claves del marketing en los Social media:

La participación es imprescindible. Como decía antes, hoy en día el usuario participa, comenta, opina... no está callado escuchando. Es importante que le hagas partícipe de tus novedades, pero, a la vez, que le pidas ayuda, opinión... Podemos hablar de una especie de co-creación de contenido: el usuario te ayuda a crear contenido y lo comparte. Y es que una característica básica del marketing en las redes es la conversación.

Otra característica es la customización: personalizamos nuestra página de Facebook, nuestro timeline de Twitter... Somos diferentes.

Fácil acceso: ¿Qué os voy a contar que no sepáis? acceso cómodo y rápido a través del móvil, de la tablet...

Actualidad: Es una característica muy 2.0. y es que antes teníamos que esperar a que saliera el periódico al día siguiente. Ahora lo sabemos todo en tiempo real.

Y antes de acabar os recomiendo una lectura muy interesante sobre este tema: 
Antes los consumidores éramos gansos, ahora somos estorninos

¡Gracias por leerme! :)