miércoles, 25 de febrero de 2015

Novedades en LinkedIn: nueva aplicación LinkedIn Job Search

¡Ya era hora! Por fin la mejor red social para profesionales del mundo tiene un buscador de ofertas de empleo como se merece, bueno, o como nos merecemos sus usuarios...

App LinkedIn Job Search
No sé si alguna vez habéis usado el buscador de ofertas de empleo de Linkedin... No estaba mal pero tenía muchas carencias y no resultaba muy útil, sobre todo cuando buscabas una categoría concreta en una ubicación determinada.

Además, el tema de las notificaciones no funcionaba muy bien, ya que, simplemente por trabajar en Marketing (por ejemplo), Linkedin entendía que "podrían interesarte" todas las ofertas que salieran con este término, ya fuera en Galicia, Madrid o Murcia, sin ningún tipo de filtro o preferencia. ¡Era bastante molesto!

Todo esto ha cambiado con la actualización reciente de esta interesante aplicación que ya os podéis descargar en vuestros smartphones:

 LinkedIn Job Search
La aplicación de LinkedIn Job Search mejora, y mucho, el sistema de búsqueda de empleo de esta red social porque: 
  • Ahora te permite realizar búsquedas según la ubicación, para ayudarte a encontrar el empleo idóneo en el lugar adecuado. 
  • Podrás recibir notificaciones automáticas cuando se anuncian empleos que pudieran interesarte. 
  • Ganarás en eficacia, ya que podrás solicitar con tu perfil de LinkedIn con un par de clics
  • ¡No te preocupes! Tu privacidad está garantizada y tu red no sabrá qué estás buscando.
App móvil 
Aprender a usar la app es muy sencillo. Accedes con tu e-mail y contraseña de Linkedin y, como puedes ver, tienes un buscador para poner lo que estás buscando: el puesto o el sector que te interesa, y luego, un botón de ubicación en el que seleccionas la ubicación en la que quieres encontrar el trabajo. Los resultados se muestran a continuación.

Asimismo, además del buscador, que es la pantalla principal de la app, tenemos también una opción "descubre" en la que te muestran empleos populares entre tus contactos y gente con tus mismos intereses; una pestaña "hacer seguimiento" en la que se guardan los empleos que has visitado, y por último, la pestaña de "notificaciones".

Otra funcionalidad interesante de esta app es que por ejemplo, antes de solicitar un empleo, puedes ver a quién conoces en esa empresa.

Toda la información sobre la empresa y quién trabaja en ella

Por último comentaros que, de acuerdo a LinkedIn, los postulantes que respondan a un anuncio el mismo día en que fue publicado, tendrán 10% más de posibilidades de conseguir el puesto.

¡Mucha suerte! :)

lunes, 16 de febrero de 2015

Descubre las 10 razones por las que pierdes cada día seguidores en Twitter

No te preocupes, a todos nos pasa... Un día tenemos 250 seguidores en Twitter, de repente nos llegan 3 nuevos y, cuando nos queremos dar cuenta, seguimos teniendo 250 ¡¡o incluso menos!! ¿Qué ha pasado?, ¿por qué se han ido?, ¿qué he hecho yo mal? Seguro que te lo has preguntado alguna vez, ¿verdad? Pues en el post de esta semana intentaré aclararte el por qué, cuáles son las causas de que perdamos seguidores en Twitter cada día.


Mi Twitter

1- Inactividad.

Seguramente es la causa más común de la pérdida de followers. Y es que si dejas de escribir posts y dejas de interactuar en la red social, lo más seguro es que muchos de tus seguidores te abandonen porque ya no les aportas nada, ya no participas, en definitiva, ya no estás, y si no estás ¿para que voy a seguirte?. Para evitar que tus seguidores se vayan intenta ser activo y tener cierta periodicidad. No hace falta que publiques dos veces al día, pero no estés tres meses sin publicar. Quizás te interese conocer algunas aplicaciones para detectar usuarios inactivos en Twitter.

El soriano deja esta frase en su perfil de Twitter tras más de dos años de inactividad en la red social.


2- Exceso de actividad. 

Ni tanto ni tan calvo ;) Al igual que ser inactivo es un problema también lo es aburrir a la gente con cientos de tweets al día. Nadie es tan interesante ni tiene tanto que contar. Además, es muy molesto abrir el Twitter y ver nuestro timeline repleto de tweets del mismo usuario.

3- Aburrimiento.

Otra causa típica para dejar de seguir a alguien: que nos aburre, que siempre cuenta lo mismo y que no nos aporta nada nuevo. Si no compartes contenidos interesantes tus seguidores se irán. Por ejemplo, si eres el típico usuario que sólo retuitea y nunca pone contenido original o propio. O el que se dedica a contar lo que come, desayuna, lo que lee o ve en la tele... Hay gente que radie cada segundo de su existencia... Y sí... Aburre!!!

Nuestra vida no es tan interesante ;)

4- Incumplimiento de expectativas. 

A lo mejor comenzaron a seguirte por un post o publicación determinada y las siguientes ya no gustaron tanto. Puede pasar y, de hecho, a todos nos pasa. Ojalá hubiera un truco para enganchar a los followers de forma indefinida y mantener nuestros estándares de calidad. Pero es normal que a veces flojeemos y no satisfagamos las expectativas de quien nos sigue. Mi consejo en este caso es seguir esforzándonos por compartir el mejor contenido posible.

5- Egocentrismo.

¿Eres el típico que sólo habla de sí mismo, de su blog o de su empresa?. Es normal que pongamos enlaces a nuestra web o blog en Twitter pero no podemos ser egocéntricos. Debemos compartir otros contenidos que puedan ser interesantes para nuestros seguidores, enlaces de otras páginas, noticias del sector, eventos, etc. Si sólo hablas de ti mismo resultarás pedante y aburrido y saldrás perdiendo.

No hay peor cosa que ser egocéntrico en Twitter

6- Unidireccional.

Actuar de forma unidireccional en Twitter es un error que tus followers seguramente no te van a perdonar: no responder a las menciones que te llegan, no agradecer cuando alguien te retuitea o te sigue, no marcar jamás con favorito un tuit de algún usuario, etc. Si lo único que haces en Twitter es enviar y jamás recibir, lo estás haciendo mal y tus seguidores se acabarán cansando. Las redes sociales son conversaciones, no lo olvides, en donde las personas hablan, preguntan, responden...

Responder cuando te mencionan es buena idea

7- Mala educación.

Twitter es una red social educada, casi siempre, en la que existe un protocolo y en la que los insultos o malas palabras no están bien vistos. Sobre todo, por supuesto, cuando hablamos de una cuenta o perfil profesional. Intenta no poner nunca palabras mal sonantes e insultos. Si lo haces es muy probable que algunos de tus seguidores se vayan por donde han venido.

8- Personal VS profesional.

Hay una fina línea entre nuestras opiniones personales y las profesionales pero jamás debemos cruzarla. Si eres un profesional del marketing online, por ejemplo, es casi seguro que la gente te está siguiendo porque les ofreces contenido interesante sobre el sector, consejos y noticias... Pero ¿Qué pasa si de repente empiezas a hablar de política, a criticar a Podemos o al PP y a dar tus opiniones personales sobre el aborto, la religión o la pena de muerte? Bueno, pues es muy probable que muchos de tus seguidores te abandonen. Ellos no tienen por qué compartir tus opiniones personales y de hecho no te están siguiendo por ellas, sino por tus conocimientos de marketing. Te recomiendo, en este caso, que tengas un Twitter personal y otro profesional. Así te ahorrarás muchos problemas y polémicas.

La concejal de Comercio del Ayuntamiento de Granada, María Francés, publica un ‘tuit’ criticando a Cortefiel.

9- Si no me sigues, no te sigo...

Hay muchísimos usuarios de Twitter (¡¡Muchísimos!!) que sólo te hacen "follow" para que tú hagas lo propio y si no, te dejarán de seguir de inmediato. Este es uno de los comportamientos que más rabia me da, ya que desprestigia la red social y va en contra del funcionamiento de la misma. Se supone que tú debes seguir en Twitter a las cuentas y personas que te interesen y que te aporten, pero no buscando que ellas te sigan a cambio. Las personas que hacen eso no tienen verdadero interés en lo que tú cuentas por lo que es mejor no tenerlas en la lista de followers.

10- Cuando me sigues, te dejo de seguir

Estos sí que son tramposos, ¡peores aún que los anteriores! y hay unos cuantos en Twitter. Los reconoceréis porque tienen un montón de seguidores pero siguen a muy pocas cuentas.

Ejemplo
El modus operandi suele ser siempre el mismo: te siguen, les devuelves el follow y, a los dos días, desapararecen.

Otro ejemplo...
No te han dejado de seguir porque hayas sido aburrido o porque hayas sido poco profesional, lo han hecho porque ya han logrado lo que buscaban: tener un nuevo follower. Os recomiendo que, si localizáis alguno de estos usuarios tramposos, lo bloqueéis para que Twitter lo castigue como se merece :)

Cuando te dejan de seguir porque sí...
¡Espero que os haya gustado mi post y muchas gracias por leerme!

viernes, 13 de febrero de 2015

Cómo migrar de perfil personal a página de empresa en Facebook

Estos últimos meses he estado haciendo consultorías en temas de social media para comercios y me he dado cuenta de que muchos, casi todos, comenten el mismo error con su presencia en Facebook. En vez de tener una página de empresa, la mayoría opta por un perfil de persona. Esta práctica tan habitual tiene muchas desventajas. La mayor de ellas es que Facebook te puede vetar o aplicar sanciones si ve que estás usando un perfil personal para temas comerciales. Pero hay otros muchos inconvenientes que quiero analizar en mi post de esta semana.

Veamos los problemas que te puede acarrear el uso incorrecto de un perfil de persona en Facebook:


  • Con un perfil de persona no puedes tener más de 5000 amigos.
  • No posees las herramientas necesarias para medir la actividad de tu Facebook, las estadísticas, etc.
  • Únicamente tú puedes publicar en el perfil: hacer actualizaciones o subir fotos. Date cuenta que en una página puede haber varias personas que publiquen, administren o editen en la misma.
  • Tienes que autorizar a cada persona que te solicita amistad. En una página los me gustan llegan y no tienes que aceptarlos o verificarlos.
  • Y el problema más grave, como comentaba al principio: Facebook te puede vetar o aplicar sanciones por agregar demasiada gente a perfil personal, o por darte de alta como persona con un nombre y apellido que corresponden al nombre de tu negocio.
Fuente de esta imagen

¿Qué debes hacer?

Bueno, pues lo correcto en este caso para evitarte todos estos problemas que acabamos de enumeras es convertir ese perfil personal en Página de Facebook. Así te ahorrarás todas las dificultades mencionadas y optimizarás de una manera inteligente y profesional tu marketing en Facebook.

¿Amigos o fans?

Las ventajas

- No perderás los amigos que tengas en tu perfil, sino que éstos automáticamente pasarán a ser fans de tu página (me gustas).
- Tampoco perderás tus imágenes de perfil o de portada.
- Si ya tenías previamente una página de empresa, tienes la opción de aglutinar ambas, la que ya tenías y la nueva (antiguo perfil). Pincha aquí para más información.

Sobre aglutinar páginas

¡Pero OJO! 

No se pasará ningún otro contenido a tu nueva página Facebook. Es decir, las fotos que tuvieras en tu perfil, las publicaciones, los vídeos, etc. Todo eso no migrará a la nueva página. Lo perderás.

¿Y qué pasa con tu perfil personal?

Tranquilo, seguirás teniendo la cuenta de perfil personal y desde ella podrás acceder y administrar tu nueva página Facebook, ver los informes estadísticos, actualizar posts, personalizar la página, etc.

Pincha aquí para realizar la migración de perfil a página de Facebook

Sólo tendrás que realizar estos 5 sencillos pasos:
  • Entrar en Facebook con la cuenta que se va a migrar 
  • Entrar a la aplicación de migración en esta dirección http://www.facebook.com/pages/create.php?migrate 
  • Seleccionar el tipo de página a crear 
  • Definir la Categoría y Nombre de la Página 
  • Iniciar la migración

Sólo te llevará cinco minutos. ¡No lo pienses más! Son todo ventajas :)
Feliz fin de semana y gracias por leerme

martes, 3 de febrero de 2015

5 Métricas imprescindibles para todo community manager

Ya lo he dicho en más de una ocasión: quien no mide no mejora. Esto es así porque si no mides no sabes lo que estás haciendo bien y lo que estás haciendo mal y por tanto no puedes implementar acciones para fomentar un tipo de acciones y evitar otras.

Hasta aquí todo claro. Ahora, la pregunta es... ¿Qué debo medir?. Y es que hoy en día hay tantos factores medibles, tantas métricas y tantas opciones que a veces, los community managers, nos perdemos en un mundo de datos, de cifras y de gráficas que, más que ayudarnos a tomar decisiones, nos confunden y nos pierden.



Por ello, en mi post de esta semana quiero hablaros de las métricas imprescindibles, de esas que tenéis que tener muy en cuenta y que debéis medir de forma periódica. Estas son para mi las métricas más importantes:

1- Sitios web de referencia, o sea, de donde provienen tus visitantes.

Esta medida te la da el Google analytics en la parte de "Adquisición" y te dice si tus visitantes provienen de Google, de las redes sociales, de otras webs, etc. Un dato sin duda enormemente útil. Mediante la medición de dónde proceden la mayoría de las visitas se puede determinar dónde se debe invertir más o menos tiempo en aplicar tu estrategia social media.

Por ejemplo, si sólo el 2% de los visitantes provienen de Twitter, pero el 65% provienen de Facebook, ya sabemos donde tenemos que incrementar presencia porque las visitas aumentarán también.

Tenéis aquí más información sobre Google analytics, cómo configurarlo correctamente y cómo sacar partido a los informes que te ofrece.


2- Qué ven nuestras visitas

Seguramente es la métrica más utilizada y la más común. Google analytics son dice el número de visitas que ha recibido nuestra web o blog en un espacio de tiempo, de qué ciudades o países provienen, si son hombres o mujeres, etc.

Pero, quizás más importante que el número sea a dónde se dirigen esas vistas, qué contenidos de nuestra web o blog son los más atractivos para nuestro público. Esto nos dará muchas pistas para guiar nuestros post o artículos hacia esa audiencia. Si sabes lo que le gusta a tu público podrás dárselo y ganarás muchos más seguidores y fans.

Esto lo podemos ver en Google analytics en "Comportamiento"


3- Comentarios

Los comentarios son un gran indicador de cuáles son los temas más seguidos y qué es lo que más gusta a nuestra audiencia. Si controlamos los comentarios a través del tiempo, podemos ver qué temas quiere nuestro público y seguir hablando sobre ellos.

Recordad los consejos que os di sobre comentarios negativos y cómo gestionarlos.

Todo gestor de contenidos cuenta con una sección para gestionar los comentarios recibidos:


4- Klout

Hace pocas semanas que os hablaba en este blog de la herramienta Klout, por lo tanto ya sabréis que es una puntuación que indica nuestra capacidad para conducir a la acción, es decir. que indica nuestra influencia en las redes sociales.

Cada vez que creamos un contenido podemos comprobar cómo éste influye en los demás. La puntuación Klout utiliza datos de Twitter, Facebook, LinkedIn, Foursquare y otras redes sociales para crear un indicador de amplio alcance.



5- Interacción

No sólo son los comentarios, hay muchas otras formas de influir en nuestra audiencia: Al publicar un mensaje, ¿cuántas personas responden a él o lo extienden (share, me gusta, retweet, compartir,…)? Esto se mide en las redes sociales y en cada una es diferente.

En Facebook podemos medir los me gusta que nos dan, los nuevos seguidores, los comentarios, la gente que nos comparte. Normalmente, cuando gestionas una página de Facebook, recibes una vez por semana un informe con estos datos en el correo electrónico.

En Twitter podemos medir el número de followers conseguidos, los retuits, favoritos, meciones, #FF, etc. Ahora Twitter cuenta con una herramienta de analítica propia de la que os hablaré próximamente.

En Linkedin, si tenemos página de empresa podemos también medir las interacciones recibidas, al igual que en los grupos. En nuestro perfil personal podemos ver quién ha estado mirando nuestro perfil, las solicitudes que tenemos para conectar, etc.

En definitiva, medir es muy importante, vital para saber si acertamos o no con las estrategias que seguimos. Pero, como no se puede medir todo, yo os invito a empezar por estas 5 métricas básicas. ¡Mucha suerte!

¡Gracias por leerme! :)