miércoles, 11 de marzo de 2015

10 Errores que cometemos en Facebook y cómo evitarlos

Que nadie es perfecto está muy claro: Todos cometemos errores. Por suerte, hay errores que son fáciles de evitar, como los que cometemos en Facebook, fallos que, si lees mi post de esta semana, podrás subsanar de una forma fácil y rápida. ¿Te animas? :)

1- Tener un perfil de persona con fines comerciales

De esto ya hemos hablado hace algunas semanas. Hay dos formas de estar presente en Facebook: como persona con un perfil (edad, género, amigos, etc.) y como empresa con una página (estadísticas, seguidores, ubicación, etc).

Solución:
Este es un error que me encuentro muy a menudo en Facebook, pero ya sabéis que es un problema con una solución relativamente simple. Lo único que hay que hacer es migrar el perfil personal a página de empresa. Así convertirás a los amigos en fans ("me gustas") y te evitarás problemas con la red social que podría llegar a  castigarte por usar un perfil con finalidad comercial.

Páginas de Facebook

2- No promocionar la página

No vale de nada tener una página en Facebook si nuestros clientes no saben que la tenéis. Son muchos los negocios que están en esta red social por estar y ya sabéis que eso no vale de nada. En las redes hay que estar activo, participar, comentar, difundir, etc. Pero, ¿Cómo logramos que la gente se entere de que tenemos una página en Facebook?

Solución:
No perdáis la oportunidad de comentarle a la gente que tenéis página de Facebook, incluid el logo en vuestras tarjetas de visitas, en las bolsas, en el escaparate del comercio; poned enlaces a Facebook en vuestra página web o blog e incluid el enlace o logo en la firma de correo electrónico.

¡Estoy en Facebook!

3- Tener el perfil incompleto

En nuestra página de Facebook podemos (y debemos) poner toda la información posible para que nuestros clientes potenciales nos localicen fácilmente, nos puedan contactar y encuentren lo que busquen. ¿De qué vale tener una página que no pone el teléfono de la tienda o la calle en la que está ubicada?

Solución:
Toda la información sobre nuestro negocio (horarios, teléfono, web, dirección, precios, correo electrónico, etc) se debe rellenar en la pestaña "Información" que se ubica en el menú superior de la página.

Pestaña "Información" de una página de Facebook

4- Descuidar el diseño

Un error que me encuentro con frecuencia: páginas que no utilizan su logo en la foto de perfil, sino que ponen una foto de un producto o de la fachada del comercio. Páginas que no ponen foto de portada y que, en general, no se preocupan mucho por la calidad de las imágenes. ¡Grave error!

Solución:
Para la imagen de perfil debéis utilizar una imagen cuadrada que represente a vuestra empresa, normalmente ésta será el logo, y es una imagen que no se cambia. Para la imagen de portada podéis poner una foto de una promoción concreta (¡rebajas!), un escaparate, una colección nueva que acabáis de recibir, etc. Esta fotografía sí que puede variar.

Buena elección de foto de perfil y de portada

5- Poner fotos de baja calidad

Una imagen desenfocada, mal iluminada o movida reflejará un producto y servicio pobre. Ya sé que no todos somos fotógrafos profesionales y tampoco tenemos que serlo para tener una página de Facebook de calidad. Hay que cuidar la iluminación, el enfoque, el fondo, los efectos que ponemos, etc.

Solución:
Os propongo un par de herramientas de retoque que pueden ayudaros a mejorar vuestras fotografías. www.picmonkey.com y https://clippingmagic.com

Fotos bonitas en un buen fondo nos ayudaran a dar mejor imagen

6- Ser egocéntrico

Está muy bien que en tu página hables de ti, de tu web, de tu blog, de lo que vendes, de tus productos y servicios. Pero lo que no puedes es limitarse a vender y no ofrecer nada más, no darle al cliente un valor añadido, un extra.

Solución:
Intenta ayudar a tus fans, darles consejos sobre tu sector (moda, decoración, Internet), ofrecerles noticias de actualidad que les interesen, asesorarles y ayudarles. Ejemplos: Recetas de cocina, consejos de moda, trucos de bricolaje, tutoriales, videos, chistes, etc.

Enlazar a otros blogs con noticias interesantes es buena idea

7- Dar opiniones personales

¡Muchos ojo con este tema! Si el Facebook es profesional, es decir, una página de empresa, en ella nunca NUNCA debemos publicar temas personales, como por ejemplo opiniones sobre la política, sobre deportes, sobre actualidad, etc. Piensa que aunque tú seas de un equipo, por ejemplo, tus clientes no tienen por qué ser del mismo y esto te puede traer problemas.

Solución:
Jamás des tu opinión en tu página de Facebook. Para eso ya tienes tu perfil que es el que leen tus amigos. Ahí sí puedes opinar y criticar, pero nunca lo hagas en tu página profesional.

La página está para otro tipo de publicaciones como ésta, no para dar tus opiniones

8- Ser repetitivo y aburrido

Es muy común ver en Facebook posts que son como testamentos, sin imágenes, sin enlaces, de poco interés... Sé que a veces puede resultar difícil ser original y creativo pero debemos intentarlo.

Solución:
Intenta evitar textos muy largos (“seguir leyendo…”) y prueba a variar el formato de tus publicaciones (pon un día un collage de imágenes, otro día textos, enlaces a páginas de interés, un vídeo original o que te haya hecho gracia, lanza una pregunta a tu audiencia...).

Una imagen, a veces, vale más que mil palabras :)

9- No interactuar

De este error ya hemos hablado en más de una ocasión. Las redes sociales, como bien sabéis, son conversaciones mantenidas entre personas, personas que hablan entre ellas, que preguntan y que responden. Si no hay interacción y retroalimentación la red social deja de tener sentido.

Solución:
Intenta mantener una comunicación bidireccional, responde siempre a las preguntas de los seguidores, utiliza el nombre de la persona para responder, ten un trato cercano y personal, se agradecido y ¡recuerda! no borres las valoraciones o comentarios negativos.

Siempre hay que responder e interactuar

10- Comprar seguidores

De este tema también hemos hablado ya en este blog. Es mejor tener 10 seguidores reales que te siguen realmente, te leen, interactúan con tu página y les gustas que tener 1000 falsos comprados. Comprar seguidores va en contra de lo que significa una red social y no tiene ningún sentido, tal y como yo lo veo.

Solución:
Intenta ganarte a tu seguidores a través de la generación de contenido interesante y de calidad. Así conseguirás interacción e interés. No pierdas dinero ni tiempo en algo que lo que va a hacer es restarle credibilidad a tu marca, dificultar la administración y empeorar los resultados estadísticos.


Casi 12.500 y ¡Todos reales! :)
Dedico este post a los queridos comercios que he estado asesorando en temas de social media y web los últimos meses. Gente estupenda y con muchas ganas de aprender que antes (¡ahora ya no!) cometían estos "pequeños" errores.


Un beso fuerte a todos y gracias por una experiencia tan enriquecedora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada