martes, 23 de diciembre de 2014

Crea tu propio blog a través de estos sencillos pasos

Ya os conté en su día qué es un blog y cómo se hace... Y hoy, como colofón del 2014, quiero incidir en la parte del cómo... En el post de esta semana hablaré de la plataforma Blogger, la más sencilla y gratuita para que no pongáis más excusas y os animéis a crear vuestro propio blog. 
Vamos paso por paso.

Lo primero es ir a la dirección https://www.blogger.com/home e introducir vuestro usuario y contraseña de gmail
xxx@gmail.com       
Después, veremos esta pantalla y pincharemos en la opción "Nuevo blog"


Al blog hay que ponerle un título, una dirección y elegir una plantilla que más adelante podremos cambiar.
        
¡Listo! ¡Ya tenemos un nuevo blog! :)
Veamos ahora qué opciones nos da la plataforma de Google Blogger.

Menú de la izquierda:


Visión general: Te muestra algunas estadísticas, actualizaciones, alguna noticia…

Entradas: Son los posts. Ahí entramos para verlos, editarlos, crear uno nuevo, etc. Podemos entrar en él pinchando en el título para editar, publicar, etc.

Páginas: En principio no las usaremos. Las dejamos para un uso más "avanzado".

Comentarios: Aquí se gestionan los comentarios que dejan los usuarios en el blog.

Google plus: El blog puede está asociado a la cuenta de Google Plus así que, cuando publiques un post, y te pregunte si lo quieres compartir también en Google Plus. Dí que sí.

Estadísticas: Ahí podremos ver el número de visitas que tiene el blog, de qué país provienen y más cosas interesantes.


Ingresos: Quizás más adelante nos interese poner algún anuncio en tu blog para ganar algún "dinerillo" extra... Más información sobre Google Adsense 
Darse de alta es muy sencillo (también con tu cuenta de Google) y es gratuito por lo que no descartes introducir publicidad en tu blog.



Campañas: Se pueden crear campañas de AdWords para darse a conocer, atraer a nuevos lectores, etc. Desde luego, AdWords ayudará a darle más visibilidad al blog pero también nos costará dinero por lo que en un principio no lo recomiendo.

Diseño: Esto sí es interesante. Aquí se puede ver cómo está diseñado tu blog y se puede cambiar el diseño simplemente arrastrando de un lado a otro los gadgets (las cajas).



Plantilla: Por si algún día nos apetece cambiar la plantilla, aquí tenemos varias opciones.


Configuración. En esta parte encontraremos aspectos más técnicos (aunque sencillos). Por ejemplo: para gestionar el correo, el google Analytics, la hora, el idioma, etc…

Crear un nuevo post:

Escribir un post es muy fácil. 

Como veis, hay un botón naranja a la izquierda arriba que pone “entrada nueva” si pincháis ahí ya empiezas a crear el nuevo post:


Para cada entrada se tiene que poner:

Un título: Recordad poner palabras claves para siempre intentar posicionar en Google por alguno de los términos que nos interesan.

El post: Poned alguna foto, un texto de 3 o 4 párrafos, con enlaces, negritas, etc.

Menú de la derecha:



Como veis, a la derecha se pueden agregar etiquetas con palabras que definan el post en concreto.
Además, tenemos la opción de programar el post.

Una vez que lo terminamos le damos a PUBLICAR o sino, a guardar y queda como borrador.

En vista previa se puede ver cómo está quedando el post antes de darle a publicar.
Eso es todo…

¡¡Mucha suerte!! :)

Muchas gracias por leerme, feliz Navidad y también próspero año nuevo :)

martes, 16 de diciembre de 2014

¿Eres una persona influyente? Mide con Klout tu influencia en redes sociales

Ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog sobre reputación online y sobre la importancia de cuidarla y monitorizarla. Al final las personas somos lo que hacemos y lo que decimos y, en redes sociales mucho más aún. Existen herramientas para medir el grado de influencia que tiene una persona. Es decir, si lo que dice tiene relevancia, si gusta a otras personas, si marca tendencia en una palabra. Hoy os quiero hablar de Klout.

Mi puntuación Klout
Klout es una herramienta muy sencilla y fácil de usar que nos indica, a través de una puntuación de 1 a 100, nuestra capacidad para conducir a la acción, para entendernos, nuestra influencia en los medios sociales. La puntuación Klout utiliza los datos de Twitter, Facebook, LinkedIn, Foursquare y otras redes sociales para crear un indicador de amplio alcance. De esta manera, cada vez que creamos un contenido podemos comprobar cómo este ha influido en los demás.

Para conocer tu índice Klout y saber cuán influyente eres debes darte de alta en este enlace e introducir las redes sociales que quieras medir. Klout te permite poner tu nombre, foto, descripción...


En mi caso, Klout está midiendo mi perfil de Linkedin, el de Google Plus, mi página de Facebook (no el perfil personal) y el perfil de Twitter. Fijaros en esta gráfica:


Además, puedes ver cómo va tu influencia cambiando en los últimos meses y los altibajos posibles que ésta pueda sufrir. Fijaros en esta gráfica:


Un persona con poca actividad suele tener una puntuación baja, mientras que la cuenta de Youtube por ejemplo, por su nivel de influencia, tiene una puntuación de 100. El nivel no se mide sólo por el numero de amigos o seguidores que puedas tener. Klout usa 25 criterios de evaluación diferentes: Cuantas personas hacen RT (retweets) a tus tweets, cuantas personas le dan “me gusta” a tus fotos en Facebook, la frecuencia con la que participas en las redes sociales enlazadas con Klout, y la calidad de tu contenido.

¿Os animáis a medir vuestra influencia con Klout? :)
Gracias por leerme

domingo, 7 de diciembre de 2014

8 elementos claves para construir reputación en las redes sociales

Esta semana quiero hablaros de reputación online y de algunos de los elementos claves para construir una buena reputación en las redes sociales. Un punto básico dentro de las labores diarias de todo community manager.

reputación en las redes sociales

1- Más conversación y menos publicidad


Las redes sociales no son un simple espacio publicitario. Cierto es que sirven para hacer publicidad pero si únicamente quieres hacer publicidad, las redes sociales no son el lugar más adecuado. Las marcas que hacen eso se acaban convirtiendo en marcas "spam" y esto perjudica enormemente a su reputación.
La interacción, la conversación, la colaboración y el compartir contenido de alta calidad debe de ser siempre el objetivo. Las empresas, marcas o personas (marca personal) que lo logren tendrán una mejor reputación. 

2- Todo tiene un precio


El mundo online en general y las redes sociales en particular no son gratis. Son muchas las personas y empresas que piensan así pero esto es un grave error. Detrás del trabajo de las redes hay mucho tiempo invertido, muchísimas horas de trabajo, personas profesionales, herramientas, etc. Ya sabéis que el tiempo es oro y a las redes no vale dedicarles 5 minutos al día. Si les dedicas tiempo lo harás mejor y por ello darás imagen de más calidad. Mejorarás tu reputación y ganarás confianza

3- Los resultados y las expectativas


Cuantas veces lo hemos dicho ya en este blog: Estar por estar… no sirve de nada. Si una empresa decide entrar en las redes sociales debe planificar bien dicha entrada y no arriesgarse a exponer información sin sentido y de  poco interés. Si una empresa desea tener buena reputación y éxito en las redes sociales debe estar vinculada de verdad con su público, conversar, responder, ofrecer contenido de calidad, etc.

4- La clave es la conversación


Como ya sabéis (insisto mucho en ello en este blog) existen unas claras recomendaciones que nunca hay que  olvidar:

  • responder cualquier intervención, pregunta o sugerencia de cualquiera de los seguidores.
  • conocer  casi  de  forma  particular  a  nuestros  clientes.
  • centrarnos en  aquellos temas y contenidos que son de interés de nuestros seguidores. Así podremos conversar de verdad con ellos.

Está demostrado que los usuarios huyen de las marcas que nos son accesibles y que no generan confianza. Estos errores afectan directamente a la reputación.

5- Redes diferentes, estrategias distintas


Otro de los errores más usuales es pensar que tenemos que estar en todas las redes con los mismos objetivos y estrategias.
Lo correcto es conocer el funcionamiento de cada una de las redes y aplicar las acciones específicas según dicho funcionamiento. En Twitter podemos publicar en mayor medida, en Facebook podemos utilizar un tono más informal, en Linkedin debemos ser más profesionales, etc.

6- La influencia social no se compra


Ya hablamos alguna vez que los seguidores se pueden comprar. Lo mismo ocurre on los enlaces (se puede pagar por ellos), o por opiniones favorables. No os recomiendo ninguna de estas prácticas. Es mejor tener 100 seguidores reales y de calidad que 1000 falsos comprados.

7- La importancia del valor


En las redes sociales debemos ofrecer valor añadido a los seguidores: noticias de calidad, trucos, novedades, vídeos interesantes, imágenes, etc. Hay que aportar valor en lo que ofrecemos y así nuestros seguidores nos lo agradecerán.

8- Gestión de la crisis


Eso sí, hay algo que debemos tener muy en cuenta. Y es que, por muy bien que una empresa esté presente en las redes, es posible que se cometa algún error, ya sea por un mal producto, una mala atención o un servicio no correcto. En estos casos, lo primero que se debe hacer es dar la cara, pedir disculpas e iniciar la solución del problema lo antes posible.

Con estos elementos en mente podréis construir una excelente reputación en las redes sociales tanto para vosotros como vuestras marcas. Reputación que, por cierto, podéis medir con estas herramientas.

reputación en las redes sociales


Espero que os haya gustado mi artículo y, como siempre os digo, gracias por leerme. :)