miércoles, 28 de mayo de 2014

Cinco buenas razones para no estar en las redes sociales

Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

No es obligatorio, no hay que estar por estar o porque esté todo el mundo... Ya lo hemos dicho alguna que otra vez: la presencia en las redes sociales ha de estar justificada, ha de responder a nuestros objetivos (de empresa o de persona) y ha de formar parte de nuestra estrategia.

Son muchas las empresas, personas o instituciones que se han lanzado a ciegas al mundo social media sin medir previamente las consecuencias, a veces nefastas, de dicho "chapuzón".

En este post voy a analizar cinco buenas razones para no estar en las redes sociales.



1- Si sólo vas a estar porque está de moda. Hay veces que abrirse al exterior no merece la pena. Es lo primero que hay que pensar. En este caso me refiero a industrias farmacéuticas, por ejemplo, que pueden tener graves problemas legales a la hora de enfrentarse a una presencia en redes, o a las empresas de armas, cuya aportación en Twitter o Facebook no compensaría el daño que le haría su mayor exposición. El último caso de fracaso ha sido el de la Casa Real que estrenaba Twitter recientemente con resultados muy poco favorables.



2- Si sólo quieres estar en las redes sociales para vender. No triunfarás en las redes si simplemente las utilizas como un altavoz con el que llevar tus ofertas o tus promociones a más personas. Piensa que los usuarios no están ahí sólo para escuchar los mismos mensajes de promociones, precios y ofertas. Si haces esto corres el riesgo de caer en el spam puro y duro. La gente espera algo más si sigue a una marca en las redes: espera información, actualidad...

3- Si tus potenciales clientes no están en las redes sociales. Cierto es que en Facebook hay miles de millones de usuarios de todo el mundo, pero... si tu empresa vende neumáticos, por ejemplo, quizás encontrar a los que le interese el tema sea como buscar una aguja en un pajar. Si tu negocio se centra en un nicho de mercado muy concreto has de preguntarte si tus potenciales clientes usan las redes sociales. Quizás te interese estar en Linkedin pero no tanto en Facebook o en Twitter...



4- Si tu competencia no está en redes sociales. Piensa, si ellos no están... será por algo, ¿no? Si los demás no se lo han planteado, es porque quizás no sea el lugar ni el momento. Yo te recomendaría que no te lanzaras a ser tú el primero... mejor esperar a ver quién se anima y cómo le va. ;)

5- Si no tienes tiempo para gestionar las redes sociales. Ya sabéis que el trabajo del community manager lleva horas, sobre todo si lo quieres hacer bien (sino, es mejor que no lo hagas). Estar en Twitter no consiste sólo en crearte una cuenta y hacer un retuit cada dos días... Hay que actualizarlo a diario y, por supuesto, estar pendiente de tus seguidores. A veces una pequeña empresa no puede estar "perdiendo el tiempo" contestando y aclarando cada comentario y cada duda.



No me entendáis mal. Yo soy muy defensora de las redes sociales (¡está claro!) y creo que son más las ventajas que las desventajas, pero aún así, insisto en la necesidad de tener una estrategia clara y unos objetivos. ¿Qué quieres conseguir con tu presencia en Twitter y en Facebook?. Si no lo tienes claro no te arriesgues: piensa y luego decide.

¡Gracias por leerme! :)




miércoles, 21 de mayo de 2014

7 momentos claves del día a día de un community manager

Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

Ya os había comentado en una ocasión que el trabajo de un community manager es de 24 horas... Bueno, digamos que quizás exageré un pelín... ;) Pero lo cierto es que los que nos dedicamos a este mundo no desconectamos tan fácilmente y es muy común que nos llevemos el trabajo a casa (pendientes del móvil, de la tablet...). De hecho, en las empresas grandes muchas veces el trabajo de social media manager se lleve a cabo por turnos, de manera que las redes no queden desatendidas en ningún momento del día o de la noche. Nunca sabes cuando alguien puede necesitar una respuesta o si puedes perder a un potencial cliente por no dársela en ese momento.



Son muchas las labores que los community managers llevamos a cabo cada día. En el post de hoy voy a analizar las siete más destacadas.

1. OS RECIBIMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS

Es buena idea dedicar la primera hora del día a dar la bienvenida a nuevos followers, fans, seguidores, etc. Sobre todo en Twitter es una buena costumbre y la gente suele ser muy agradecida.



2. INTERACTUAR

Asimismo, en este primer momento del día aprovechamos para responder a todos los comentarios o menciones que nos hayan hecho (esto es vital). Además, hay que comprobar las menciones, retuits, favoritos, me gusta, contenido compartido, +1, etc obtenidos desde la última vez que entramos en cada red social. Estas interacciones también se pueden / deben agradecer (depende de cada uno) y te pueden dar ideas sobre nuevas cuentas a las que seguir.



3. HACIENDO AMIGOS... 

Os recomiendo que sigáis a alguien nuevo cada día: seguro que hay un montón de personas y marcas que os interesan.

4. LA HORA DE LA MONITORIZACIÓN

Es muy importante dedicar parte del tiempo a ver qué se está cociendo en Internet: de qué habla la gente (por ejemplo, los trending topic de Twitter), qué comenta la competencia, qué dicen nuestros clientes, etc. Por supuesto, es imprescindible saber qué se dice de nosotros, de nuestra empresa. Recordad que existen gran variedad de herramientas estupendas para monitorizar nuestra reputación online.



5. ¿Y HOY QUÉ CUENTO?

Después llega el momento de cuidar nuestros contenidos: paginas web, blog, etc. Ya sabéis que el SEO manda y que si queremos que Google nos "quiera" debemos darle contenido novedoso, original, actualizado y relevante cada día. Una labor dura que en ocasiones se hace muy cuesta arriba para el community manager. Y es que no es lo mismo ser el social media manager de una agencia de viajes (puedes escribir de vacaciones, destinos, viajes exóticos...) que serlo de una tienda de neumáticos o de calcetines...


Vendas lo que vendas o hagas lo que hagas tu web o blog han de estar siempre actualizados y han de ofrecer contenido de interés para tus lectores. Por ello, en este momento del día el community manager escribe un post, publica un nuevo evento, sube una noticia, actualiza un contenido con novedades, etc. A esta actividad yo suelo dedicar un par de horas, ya que son tres webs y un blog los que actualizo cada día.

Cosas a tener en cuenta:
- Es recomendable que el contenido que escribáis sea original, es decir, escrito por vosotros mismos. Ya sé que ésto no siempre es posible porque no hay tiempo o porque no hay ideas... Pero, en la medida de vuestras posibilidades, os aconsejo que escribáis contenido propio. Éste será más valorado por Google y os posicionará mejor. Tened en cuenta además que existen diversos tipos de estrategias SEO.

- Si el contenido es copiado de otra fuente, por favor, citad siempre de donde proviene y, si corresponde, pedid permiso al autor del post original. Es muy común que la gente copie y pegue por Internet, pero recordad que hacer esto sin citar se considera plagio y es un delito.

- Si lleváis una página web corporativa no hace falta que escribáis una novedad todos los días, ya que habrá muchas ocasiones en las que, simplemente, no haya nada nuevo que contar. Pero en estos casos podéis recurrir a noticias de interés de vuestro sector. Vuestros seguidores os lo agradecerán

6. ¡A VIRALIZAR! 

Mi momento favorito: viralizar los nuevos contenidos que acabo de crear. Es decir, poner ese nuevo post en mi página de Facebook, tuitearlo, publicarlo en Google Plus (comunidades), compartirlo en Linkedin (no os olvidéis de los grupos), etc.

Cosas a tener en cuenta:
- Intentad no poner el mismo mensaje en todas las redes ya que en cada una de ellas el lenguaje utilizado es diferente: no se habla igual en una red social profesional como es Linkedin que en una de hacer amigos como es Facebook.
- Cuando os toque publicar en Twitter acordaros de poner #etiquetas y de mencionar a @quien_corresponda. :)

7. MEDIR RESULTADOS

 Ya os he dicho en alguna ocasión que quien no mide no mejora... Y es que si todo este trabajo realizado luego no se mide nunca sabremos si estamos haciendo las cosas bien o mal.


Es importante echar un ojo todos los días a nuestro Google Analytics para comprobar las visitas recibidas, de dónde han venido, qué sección han visto, cuánto tiempo permanecieron en mi página, etc. Facebook cuenta con su propia herramienta de estadísticas en donde nos dice la interacción que han conseguido nuestros post: los me gusta, las veces que se han compartido, los nuevos fans que tenemos, etc.

En base a estos datos podremos tomar decisiones que nos ayuden a mejorar en nuestras estrategias. Si un post se comparte 100 veces es que algo estamos haciendo bien y que vamos por el buen camino... Si por el contrario hace días que no tenemos ningún follower nuevo quizás deberíamos replantearnos nuestra estrategia.

¡Muchas gracias por leerme!



miércoles, 14 de mayo de 2014

La peor cara de Twitter. Los 10 tuits más polémicos

Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

A veces pienso que a los seres humanos, hablando en plata, "nos va la marcha", nos encanta la polémica, la controversia, el cotilleo... Sí, somos así, no lo podemos negar. Y, en este contexto, las redes sociales son un auténtico caldo de cultivo para debates, altercados, ataques, discusiones y, como decía al principio, polémicas.

Esto es así por dos razones:

- La parte positiva: todo el mundo sin excepción puede opinar en las redes sociales. Son un medio abierto y plural en donde cualquier persona puede expresar su punto de vista. La libertad de expresión encuentra en las redes sociales su máxima plenitud.

- La parte negativa: estas personas que hablan sin tapujos en el mundo social media olvidan a veces que las redes son un lugar público, un medio a través del cual están llegando a cientos, miles, cientos de miles de personas. No son conscientes de la repercusión de un "inocente" comentario de 140 caracteres puede causar en la sociedad de hoy en día.

Si juntamos dicha libertad de expresión con una amplia falta de conciencia nos encontramos con un problema. La polémica está servida... Y yo me pregunto: ¿Cuál es el límite?, ¿dónde termina la libertad de opinar en las redes sociales?, ¿se puede faltar al respeto, insultar y enaltecer la violencia poniendo como excusa la libre expresión? Lo cierto es que aplaudir un crimen es miserable pero utilizarlo como excusa para cortar la libertar de expresión, también.

Los 10 momentos en los que, por diferentes motivos, ardió Twitter:

1- Cuando murió la Dama de Hierro. Fue uno de esos eventos de los últimos años que revolucionó las redes. Fueron muchos los que festejaron su fallecimiento y así lo expresaron públicamente en Twitter.

Thatcher

2- Cuando David Bisbal estaba triste por Egipto ;) Al hilo de las revueltas en Egipto el almeriense hizo este desafortunado comentario que le costó caro... Por un lado, le calificaron como frívolo y por otro, se creó el hashtag “#turismobisbal”.

Los cinco «tweets» más polémicos
Bisbal
3- Cuando a Nacho Vigalondo se le fue... Con alguna copa de más publicó este tweet por el que después tuvo que disculparse públicamente en su blog. Esto no impidió que el diario El País, para el que había protagonizado una campaña publicitaria, lo clausurase.

Vigalondo
4- Cuando Jordi González se puso "barriobajero". El popular presentador de La Noria respondió de este modo a una usuaria que cuestionó la calidad de su espacio:
Jordi González
5- Cuando el humor y el enaltecimiento del terrorismo se mezclaron... El nombre de Carrero Blanco se convirtió en Trending Topic después de una serie de detenciones realizadas por la Guardia Civil. Uno de los 21 detenidos fue arrestado por publicar lo siguiente:
Terrorismo
6- Cuando Amaia Montero la lió con un comentario machista. Sin duda, un comentario que, aunque seguramente no fue intencionado, es susceptible de interpretaciones equívocas.
Amaia Montero

7- Cuando Eduardo Casanova y Miguel Ángel Muñoz se enzarzaron. Eduardo Casanova, popular gracias a su papel de gay en la serie Aída, se enzarzó en una batalla dialéctica con Miguel Ángel Muñoz, al hilo del estreno de la serie “Vida loca”. Casanova tuiteó “Tres minutos después de ver 'Vida loca' ya puedo decir (con mucho respeto)¡Fracaso!” a lo que Muñoz respondió: "¿Con mucho respeto? Lo que te queda por aprender sobre el respeto a los compañeros..."
Casanova VS Muñoz
8- Cuando Arturo Pérez-Reverte no se mordió la lengua. El escritor llamó "perfecto mierda" al que entonces era ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, lo que desencadenó la creación del hashtag “#perezrevertefacts”.
Arturo Pérez Reverte
9- Cuando asesinaron a Isabel Carrasco. Caso muy reciente... Ayer mismo el PSOE pidió la dimisión de dos concejalas en relación con sus afirmaciones públicas a raíz del asesinato de Isabel Carrasco.
Isabel Carrasco
10- Cuando asesinaron a Isabel Carrasco (la otra parte). La Unión Federal de Policía (UFP) ha solicitado que se tipifique penalmente este tipo de comportamientos en las redes sociales. Ver noticia.

miércoles, 7 de mayo de 2014

10 normas de protocolo para que te quieran en Twitter


Si te gustan mis post, puedes darle a me gusta también en mi página de Facebook! :) Gracias.

En las redes sociales, como en la vida misma, existen unas normas, unas reglas de etiqueta y protocolos que es necesario conocer y seguir si quieres ser bien recibido en el mundo social media. Hoy me gustaría hablaros del protocolo en una de mis redes sociales favoritas: Twitter, una red muy amable y, en general, en la que se habla se manera educada (siempre hay excepciones).

10 normas básicas de protocolo en Twitter:

1. Te recomiendo evitar el "seguimiento masivo". Esto es, seguir de repente a 50 personas para que éstas te sigan a ti, sin importar quiénes son o de qué hablan, sólo con el objetivo de conseguir más followers. Esto es un grave error. Se supone que en Twitter has de seguir a aquellas personas o marcas que te interesan, ya sea porque hablan de temas que te gustan, porque te caen bien, porque son originales, etc. Pero no sólo porque esperas que te sigan de vuelta.
2. Y es que seguir para que te sigan es tontería pero hay cosas peores. El colmo de la mala educación en Twitter es comenzar a seguir a un usuario y luego, cuando él te hace follow a ti, dejar de seguirlo. Para controlar a este tipo de "personajillos" os recomiendo utilizar la aplicación Unfollowers. Ésta te informará sobre los usuarios que te han dejado de seguir y, al menos, podrás actuar en consecuencia.


3. Y tampoco os aconsejo seguir únicamente “por cortesía”. La razón es la misma que os he dado en el punto 1: has de seguir a quien te interese o te guste. Entiendo que a veces es inevitable, sobre todo en cuentas de empresa, seguir a cuentas por mero compromiso: clientes, socios, partners... Ya que si no lo haces quedas como un desagradable... Aquí os recomiendo un término medio. :)

4. No mendiguéis, por favor... Hay muchos usuarios que se pasan el día pidiendo a amigos y conocidos que compartan sus tweets. Te aconsejo no forzar los RT, ya que éstos han de llegar solos y de forma natural si haces las cosas bien. Si compartes contenido original y de calidad te aseguro que comenzarán a retuitearte. ¡Así de fácil! ;)

5. No seáis egocéntricos... jejeje. Con esto quiero decir que no debéis utilizar Twitter para compartir únicamente las entradas de vuestro blog o de vuestra web. Intentad compartir también post de otros usuarios, noticias interesantes... Os recomiendo conversar con otras personas, marcar tweets como favoritos, hacer RT, etc. En definitiva: ser sociables y lo serán con vosotros.



6. No abuséis de los hashtags, De nuevo, tenemos que hablar de un término medio. Ya sabéis que en Twitter hay que usar hashtags pero, por favor, no más de tres por tweet, ya que un exceso de etiquetas hace que el post sea confuso e incluso abrumador.

7. A nadie le importa lo que has desayunado o que te acabas de acostar (esto ha sonado muy borde...) Lo que quiero decir es que evitéis los tweets vacíos y sin valor. Si vas a decir algo intenta que sea algo mínimamente relevante, especialmente si estás escribiendo en la cuenta de la empresa. Otro apunte: no es mala idea publicar un "Buenos días" o "Buenas noches" para marcar el inicio y el fin de la jornada, siempre y cuando no sea lo único que publiquéis durante todo el día.



8. No insultéis. Twitter es, salvo raras ocasiones, una red amable en la que se comparten temas de interés. Está claro que hay libertad de expresión y que cada uno puede escribir lo que le venga en gana, pero intenta siempre respetar a los demás y sé educado. Resulta una obviedad escribir esto, la verdad, ya que este punto debería aplicarse a todas las facetas de la vida, y no sólo a Twitter.

9. Por favor, cuidad la ortografía, no pongáis faltas ni abreviaturas... ¡el uso limitado de caracteres no es excusa!. Twitter no es un SMS así que no pongáis q en vez de que o cnd en vez de cuando. ¡Ah! Y RECORDAD... ;) Al igual que ocurre en foros y demás redes, el uso de mayúsculas equivale a GRITAR.




10. ¡No seáis huevos! jeje. Quiero decir, que personalicéis cuanto antes vuestra foto de perfil y quitéis el "huevo" que sale por defecto. Está mal visto continuar con él.

¡Muchas gracias por leerme! :)